Así crece el liderazgo femenino en el Tercer Sector



  • Por primera vez, las directoras son mayoría en las ONG Acreditadas. Dirigen el 53% de estas entidades, lo que supone un aumento de seis puntos con respecto a los datos registrados en 2021 (47%).

  • El promedio de mujeres en los órganos de gobierno de las asociaciones y fundaciones se sitúa en el 46%, por delante de los consejos de administración de empresas cotizadas (26%) y las cátedras de universidades (22%).

  • Las entidades más jóvenes, surgidas a partir del año 2000, tienen mayor presencia femenina tanto en su dirección ejecutiva (60%) como en sus órganos de gobierno (59%).

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Fundación Lealtad ha analizado un año más la presencia femenina al frente de las ONG que cuentan con el sello Dona con Confianza. Un total de 1.186 mujeres ostentan cargos en los órganos de gobierno o son directoras. Si bien el promedio en patronatos y juntas directivas (46%) está en línea con los datos de años anteriores, hay un aumento del número de mujeres en la dirección ejecutiva. En el 64% de las entidades ellas ocupan el cargo de presidenta o directora.


La presencia femenina en los órganos de decisión del Tercer Sector continúa estando muy por delante respecto a otros ámbitos. En las empresas cotizadas las consejeras representan el 26% y en las universidades hay un 22% de catedráticas, unas cifras que quedan lejos del 46% de mujeres en juntas directivas (de asociaciones) y patronatos (de fundaciones) de las ONG Acreditadas.


Según los últimos datos publicados por la Plataforma de ONG de Acción Social, las mujeres suponen el 76% del personal empleado, el 66% del voluntariado y el 60% de los beneficiarios. En palabras de Ana Benavides, directora de Fundación Lealtad, “siempre ha habido un mayor peso de la mujer en el Tercer Sector. Nuestro estudio confirma que ahora esta realidad tiene su reflejo en el primer nivel de responsabilidad. Cada día hay más mujeres tomando decisiones estratégicas y gestionando la difícil relación entre escasos recursos y numerosas necesidades en contextos cambiantes. Ahora, todo ello, agudizado por las complicaciones que ha supuesto la pandemia”.


Del estudio también se desprende que la presencia de la mujer decrece a medida que aumenta el volumen de gasto de la entidad. Un 66% de las ONG Acreditadas por debajo de 300.000 euros anuales están dirigidas por ellas, y este porcentaje cae hasta el 35% en las organizaciones que tienen presupuestos superiores a 5 millones de euros. “Aunque hay avances en materia de igualdad, las ONG más grandes siguen estando dirigidas y gobernadas mayoritariamente por hombres. La dirección femenina se concentra en organizaciones jóvenes, con menor presupuesto y menor número de empleados”, señala Benavides. Asimismo, el presupuesto medio de las entidades con directoras es de 3,7 millones de euros y tienen un total de 12.750 empleados, frente a los 6,6 millones de euros y 16.414 empleados de las ONG con directores. Las entidades surgidas a partir del año 2000 tienen mayor presencia de mujeres tanto en su dirección ejecutiva (60%) como en sus órganos de gobierno (59%).


Con respecto a su forma jurídica, la presencia femenina en patronatos y juntas directivas es muy similar con un 46% y 47%, respectivamente. Hay mayores diferencias en función del ámbito de actuación, con mayor porcentaje de mujeres en los órganos de gobierno de las entidades de acción social (47%) que en las de cooperación al desarrollo (44%).

Otros resultados que muestra el análisis son:

  • Ellas son presidentas en el 44% de las ONG Acreditadas.

  • En el 64% de las ONG Acreditadas hay como mínimo una mujer al mando, ya sea como presidenta o como directora.

  • Las mujeres representan la mitad o la mayoría de los miembros del órgano de gobierno en el 45% de las ONG Acreditadas.

  • En las ONG con presupuestos inferiores a 300.000 euros las mujeres representan el 55% en los órganos de gobierno, y en las de más de 5 millones de euros solo el 39%.

  • De las 233 ONG Acreditadas hay cuatro entidades sin representación masculina en el órgano de gobierno.

  • Solamente una ONG Acreditada no tiene representación femenina en su órgano de gobierno.


3 visualizaciones0 comentarios