top of page

Canción secreta dedicada a la amante



No cabe la menor duda que cuando uno empieza a escarbar en la vida de los demás, encontramos, como dicen, cadáveres en los closets, como esos que hemos encontrado en el armario, si nos atrevemos a abrirlo.


Se trata de la canción secreta que compuso Alban Berg dedicada a Hanna Fuchs-Ribettin, quien había sido su amante, aunque al rascar vamos descubriendo que Helena Nahowski no era la hija biológica de Franz, su padre, sino que era hija del emperador Francisco José I de Austria, amante de Anna, su madre, una cantante de ópera. Cuando Alban Berg se casó con Helena en 1911 le juró fidelidad, aunque su promesa duró unos cuantos años, hasta el día que conoció a Hanna Fuchs-Robettin en Praga, cuando se hospedó en su casa invitado por su marido.


El compositor quedó infatuado y Hanna en este affaire apasionado que terminó cuando el marido de Hanna la amenazó y ella tuvo que terminar su relación para dejar desolado Alban Berg, quien extrañaba el aroma y el cuerpo de Hanna y que eso fuera el motor para componer la Suite Lírica que le funcionó como catarsis, pues logró narrar musicalmente su historia de amor desde que la conoció hasta ese momento cuando compartían su pasión al desnudo, cuerpo a cuerpo, como si de esa manera encontraran a la gloria misma.


Eran parte de una sociedad que reprimía sus sentimientos y escondía sus pecados, castigando lo que estuviera fuera de lo establecido, tal como lo comprobó Freud una vez que empezó a psicoanalizar a sus pacientes, agobiados por la represión sexual.


Helena sabía de las aventuras amorosas de su marido, pero, se hacía la mosquita muerta. Aparentemente, no le reclamó nunca, pero, tal como lo sabemos que el inconsciente nunca falla, Helena resulta que fue responsable de la muerte prematura de su marido. Otro cadáver en el clóset.


Esta historia de amor está en la Suite Lírica para cuarteto de cuerdas, en donde narra, como ya lo dijimos, cada uno de los capítulos de su historia con Hanna Fuchs-Robettin, tal como nos enteramos hace un par de días en el programa Canción secreta – Suite Lírica de Alban Berg en Film&Arts en donde un cuarteto va interpretando la Suite y nos muestran las anotaciones que hizo Berg en una copia de la partitura para que Hanna conociera la dedicatoria secreta y lo que estaba detrás de cada movimiento.


Es una composición musical que narra una historia de amor cronológicamente desde el día que se conocieron Allegro gioviale y le temblaron las piernas —como Adonis cuando vio a la diosa Venus desnuda—, o cuando juagaba con los hijitos de Hanna como se expresa en el Allegro misterioso y disfrutaba verla en el jardín por las tardes con su vestido blanco transparente en un Andante amoroso o la escuchaba hablar con una voz apaciguada y sensual antes de revivir su intimidad, cuando el cuarteto de cuerdas interpreta el Adagio appassionato, recordando la felicidad de estar con ella entrelazados y convertían lo temporal en eterno.


No es fácil reconocer uno a uno los movimientos de la Suite y la historia de amor, pero hay que dejarse llevar por la imaginación. Alban Berg anotó, en cada uno de los movimientos, los capítulos de esa historia hasta el final con el Largo desolato, una vez que ella había terminado con el compositor.


Como catarsis, la historia de amor se transformó en música que, independientemente de la historia que nos cuenta, está considerada como una joya de la música dodecafónica del siglo XX.


Adorno decía que esta suite era “una ópera latente” que implicaba un vocalismo oculto —como todo en esta historia— basado en De profunis clamavi de Baudelaire, cuando la voz del poeta dice algo así como esto: “tú, que eres la única que amo desde lo más profundo del oscuro abismo donde mi corazón ha caído…” como lo canta una soprano, fuera de lo establecido en la composición. original, para que conozcamos el detalle y, conociéndola, la hagamos propia.

A disfrutar de las Jacarandas en flor,

Martín Casillas de Alba

Sábado 25 de marzo, 2023.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page