¿Cuándo contar una historia desde el periodismo de soluciones?

Durante el taller virtual ‘Contar la educación en México, Centroamérica y el Caribe’, la periodista Stella Bin explicó cuándo y por qué emplear este género.


Por Daniela Cerdas

"A menudo se compara a los periodistas con perros guardianes, pero me di cuenta de que también podemos ser abejas, ayudando a la polinización cruzada de ideas (...). Los periodistas encontramos lo que buscamos. Si salimos a buscar actores dañinos, los encontraremos. Y si salimos a buscar actores útiles, personas que de buena fe tratan de resolver problemas, también los encontraremos".

Estas frases del periodista norteamericano David Bornstein, de The New York Times, fueron recordadas por la periodista argentina Stella Bin para responder a la pregunta: ¿Por qué hacer periodismo de soluciones?

El 22 de septiembre, en el taller ‘Contar la educación en México, Centroamérica y el Caribe’ convocado por la Fundación Gabo en alianza con la Fundación Tinker, la reportera expuso cuándo es válido contar las historias desde este enfoque, así como cuáles son los errores en los que podemos caer.

Una práctica periodística rigurosa

  • El periodismo de soluciones es una práctica periodística, un género, no un movimiento de periodistas con una visión positiva o constructiva.

  • Este género parte de una cobertura rigurosa, la cual se basa en evidencia de que determinadas respuestas ayudaron a atender problemas sociales. Si no hay manera de medir el efecto de una solución, es mejor abandonar el tema.

  • El periodismo de soluciones se trata de un nuevo enfoque complementario a la cobertura tradicional que solo plantea el problema.

Por ejemplo, expuso Bin, el 23 de junio del 2022, el medio argentino Red/Acción tituló la siguiente noticia sobre el resultado de las pruebas educativas en su país: "Pruebas Aprender 2022: casi se duplicó la cantidad de estudiantes que tiene problemas para comprender lo que lee".

Ese es el enfoque tradicional del problema, pero una semana después, el 30 de junio, el mismo medio empleó el periodismo de soluciones y aportó a la sociedad este producto: "Ideas sencillas para mejorar los aprendizajes en Lengua y Matemáticas de chicos y chicas".

En el enfoque tradicional, tenemos un circuito cerrado que le genera a la audiencia la sensación de que lo que se denuncia es irremediable, mientras que en el periodismo de soluciones se crea un circuito abierto que contribuye a que las sociedades estén mejor informadas, a fin de que tomen decisiones y resuelvan problemas, aun exponiendo que las soluciones tienen limitaciones y requieren de un proceso. ¿Cuándo contar una historia desde el periodismo de soluciones? Bin expuso las siguientes claves:

  1. Cuando el problema es ampliamente conocido. Si son casos aislados, no tiene mucho sentido.

  2. Cuando puede complementar una cobertura del periodismo tradicional.

  3. Cuando sirve como contenido de seguimiento. Los lectores agradecerán un enfoque diferente en el que el periodista trae soluciones a los problemas que viene contando en la cobertura diaria.

  4. Cuando una comunidad encuentra una manera de resolver un problema; puede tratarse de un programa en un barrio o de una iniciativa nacional.

Buscar quién ya lo hizo y combatir la normalización El género está abierto a todo tipo de temáticas y se puede presentar en diversas plataformas, pero lo esencial es combatir la normalización. Es decir, el periodismo de soluciones cuestiona lo que una sociedad ya pudo haber normalizado, pero que no es normal en otros sitios. He ahí una clave para ejercer este género: preguntarnos cómo han resuelto otros países o provincias un problema determinado. Al ejercer el periodismo de soluciones, debemos ofrecer al público respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Quién lo hace mejor?

  • ¿Dónde surgió la idea?

  • ¿Cómo adaptaron la idea?

  • ¿En qué niveles funciona la respuesta y en qué niveles no?

  • ¿Qué parte no funciona?

  • ¿Qué dicen los críticos?

  • ¿Cuáles son los parámetros de éxito relevantes?

  • ¿Cuáles son los obstáculos?

Ahora, es lógico preguntarse en dónde encontrar temas para periodismo de soluciones. Bin nos sugiere buscar bases de datos y trabajos académicos, así como hablar con expertos académicos, personas involucradas en la implementación de soluciones, redes de innovadores y responsables de programas.

La estructura del relato A la hora de definir cómo presentar las historias, la expositora hizo énfasis en relatar el "cómo funciona algo que da una solución", incluso en contar el paso a paso. También, es posible contar una historia con un eje de las personas que están resolviendo. En la historia, el periodista debe insertar evidencias de resultados y efectividad, no solo intenciones. Además, debe incluir personajes del proceso, detalles de las limitaciones y perspectivas innovadoras. Es importante evitar el sensacionalismo o promover puntos de vista; no se llega a conclusiones ni se dan soluciones por definitivas.


Temores y alertas

Bin advirtió de que, en el ejercicio del Periodismo de Soluciones, hay que tener cuidado de no convertirnos en instrumentos de otros. Por tanto, es importante determinar qué no es periodismo de soluciones.

  • En el periodismo de soluciones, debemos evitar el culto a un héroe, presentar panaceas, expertos que no han probado sus teorías o soluciones que están en desarrollo; mucho menos entrar en un periodismo especulativo o en una invitación al activismo.

  • A diferencia del activismo, el periodismo de soluciones no hace promesas exageradas, no predice el futuro ni proclama soluciones como las únicas; más bien, mantiene una narrativa basada en evidencias y en lecciones, no en personas, organizaciones o gobiernos. Además, presenta limitaciones e incógnitas.

Por ejemplo, ¿qué hacemos en el caso de que un gobierno dice haber encontrado una solución? "Me detendría a confirmar si eso está solucionando una parte del problema y verificaría con los afectados", respondió Bin.

"No estamos hablando de política pública, sino de cómo se solucionó un problema, por eso es importante hablar con las personas que tienen el problema y las personas a las que se les solucionó un problema, para repreguntar a las fuentes", agregó. Puede ser que, en el camino, encontremos bemoles que el Gobierno no cuenta.


Si se trata de soluciones expuestas por empresas u organizaciones, es importante verificar que sean puntuales, replicables o inspiradoras para otras organizaciones.


Sobre Stella Bin

Es editora de newsletters de Infobae, medio en el que acaba de lanzar la newsletter sobre educación, Hora Libre. Fue parte del equipo fundador de RED / ACCIÓN, medio digital especializado en el periodismo de soluciones; hasta julio del 2022, se desempeñó como editora de educación en este medio, en donde también produjo una newsletter sobre el tema sobre esta materia. Trabajó 24 años en Clarín, donde formó parte del primer equipo de Infografía del país y del equipo de datos, entre el 2014 y el 2016.



5 visualizaciones0 comentarios