top of page

5 maneras en las que Ted Lasso demuestra que se puede liderar eficazmente con amabilidad



Para Brendan Hunt, la confianza en uno mismo es como un hurón.

"A veces puede estar atrapado bajo una pila de escombros", explica a Business Insider el guionista, actor y cocreador del programa de televisión para Apple TV+ Ted Lasso. "Y el hurón no puede salir porque hay una roca que le obstaculiza la salida".



Tras una infancia marcada por los abusos verbales y el alcoholismo de su madre, la autoestima de Hunt empezó a crecer gracias a sus compañeros de la escuela de interpretación de la Universidad Estatal de Illinois. Más tarde crearía su propia compañía llamada El Teatro de Ted.


Ahora es una de las mentes creativas de la serie ganadora del premio Peabody y nominada 20 veces a los Emmy, con la que transmite las lecciones que aprendió sobre las dificultades, el dolor y las pérdidas importantes.


Resulta que los hurones también son criaturas graciosas a las que les encanta cavar. Ted Lasso ha capturado el espíritu del pequeño animal y se ha abierto camino en los corazones de los espectadores a través de sus divertidas lecciones sobre la bondad.

En esencia, la serie de comedia de Ted Lasso, que comenzó su tercera temporada el pasado marzo, es una comedia laboral especialmente relevante para directivos y ejecutivos.


Un entrenador de fútbol universitario estadounidense, sin ninguna experiencia en el fútbol europeo, es contratado a conciencia por la propietaria, recientemente divorciada, para dirigir un equipo de la Premier League en apuros. El programa supera los límites del formato comedia al ilustrar cuáles son las mejores formas de desarrollar el talento, aprender de los errores y hacer frente a las grandes pérdidas dentro y fuera del campo.

"Hoy empieza la nueva temporada y, para ser sincero, estoy mareado", tuiteó Ted Lasso. (Sí, Lasso tiene su propia cuenta de Twitter.) "Pero un gran dato sobre las mariposas es que sólo aparecen cuando algo te importa de verdad. Y además saborean con sus patas".


Estrenada la tercera temporada, recopilamos aquí –con algunos spoilers– las 5 principales lecciones de liderazgo de Ted Lasso (interpretado por Jason Sudeikis), su ayudante Beard )interpretado por Hunt) y la dueña del equipo, Rebecca Welton (interpretada por Hannah Waddingham).


Aprenderse los nombres de las personas

Nathan Shelley (Nick Mohammed) es el –a menudo maltratado– jefe de equipo. El primer día, Lasso sorprende a Shelley preguntándole su nombre. Este acto básico de respeto acaba dando sus frutos cuando Shelley le muestra sus conocimientos sobre el fútbol europeo y se gana un merecido ascenso.


Un líder eficaz es atento, diligente con los pequeños detalles y respeta a sus subordinados, por muy subalternos que sean. Interesarse por los nombres de las personas y comprender su valor para el equipo también demuestra preocupación por las personas y su bienestar, un acto que la gente valora y devuelve con respeto.

Dar una oportunidad a la gente

En el episodio 3, Lasso utiliza una de las jugadas de Shelley. Más tarde, en el séptimo episodio, Lasso le pide una evaluación sincera de los jugadores y le anima a dar la charla motivadora previa al partido.


Keeley Jones (Juno Temple) es presentada inicialmente como un estereotipo de WAG, (wives and girlfriends) el acrónimo inglés para referirse a las mujeres y a las novias de los futbolistas que no hacen otra cosa que acompañarles a todos los partidos.

Pero Welton se da cuenta de que Jones es emprendedora, inteligente y astuta después de organizar la asociación de marca del equipo. Gracias al estímulo y el apoyo de Welton, Jones pasa a desempeñar funciones oficiales de marketing y comunicación, incluidos los acuerdos de marca para los jugadores.


Es posible que su organización ya cuente con grandes talentos. Pero seguro que hay mucho más que se puede sacar a relucir, especialmente con los que tienen cargos más bajos. Dar múltiples y variadas oportunidades para demostrar las habilidades, capacidades y conocimientos es la forma de crear un equipo más comprometido y unido por una causa.


También son esenciales el estímulo y un entorno psicológicamente seguro. Nunca se sabe lo que una persona puede aportar a una organización en el futuro.


14 visualizaciones0 comentarios

Opmerkingen


bottom of page