• Ana Campos

Apoyar el liderazgo femenino en mi empresa





¿Por qué debemos apoyar el liderazgo femenino de todas las mujeres sin importar su raza, etnia u origen? La respuesta es muy simple: porque más mujeres en posición de liderazgo fortalecen y potencian el crecimiento de las empresas y organizaciones. La evidencia indica que las empresas con más mujeres presentes en su fuerza laboral y cúpulas directivas favorecen las dinámicas de los equipos y enriquecen con diversidad en la toma de decisiones.


El resultado son empresas y organizaciones más productivas, con mejor manejo del riesgo, con más innovación y capacidad de retener talento.


Mujeres líderes que se vean como yo


Stephanie Oueda, jefa de género y diversidad en BID Invest

Si hay algo que aprendí en mi carrera, es que el liderazgo viene en muchas formas y colores, y es importante en todos los ámbitos y niveles. Sigue siendo muy necesario un liderazgo que refleje a las mujeres en toda su diversidad.


Antes de ser jefa de género y diversidad en BID Invest, mi carrera empezó en el sector privado, en las áreas de RRHH, reclutamiento de talento y diversidad e inclusión. He tenido la suerte de trabajar por todo el mundo, y, aun así, no vi suficientes mujeres líderes, mucho menos que fueran mujeres de color. Me hubiera gustado tener de ejemplo a más mujeres que tuvieran el mismo físico que yo, y sé que muchas comparten este sentimiento.

Los efectos de un buen liderazgo


Un beneficio a largo plazo de contar con más mujeres líderes es ofrecer a las próximas generaciones modelos a seguir positivos. Tener a más mujeres en puestos visibles de dirección tiene el poder de moldear las expectativas y objetivos de las mujeres del mañana. No solo eso: sino que las buenas y buenos líderes pueden transmitir aprendizajes y habilidades a sus equipos.


Desde mi experiencia personal, una de las lecciones más importantes que me llevo de uno de mis líderes es la de tener confianza en tu equipo. También apoyar y empujar a las personas a superar sus límites, y darles el reconocimiento que se merecen por su trabajo. Pero, sobre todo, ser generoso con lo que uno sabe, porque cuando crecen quienes trabajan contigo, creces tú también. Estos son rasgos que admiro y trato de incorporar como líder.


Otro efecto que tienen más mujeres líderes es que lleva a más mujeres con empleos de calidad. Un estudio del BID, BID Invest, y el INTAL indica que cuando una mujer es gerente principal, las contrataciones de mujeres aumenta en un 22%. Esto quiere decir que cuando una mujer es líder, hay mayor paridad en la fuerza laboral.



Los cambios que quedan por hacer

A pesar de los enormes beneficios que brinda el liderazgo femenino a las empresas y organizaciones, aún falta mucho de él en nuestra región. Solo 19% de las empresas de nuestra región tienen a una mujer en su junta directiva, y solamente un 11% tiene una mujer como gerente principal. Estos números se repiten en el sector público de Latinoamérica y el Caribe, donde las mujeres ocupan solo el 25,4% de los puestos en congresos, el 12% de las alcaldías, el 27% de las concejalías y el 29% de los juzgados superiores o cortes supremas.

La dificultad de las mujeres para llegar a puestos de liderazgo depende en gran parte de factores socioculturales, muchos de estos presentes en las culturas organizacionales. Es importante destacar que la falta de liderazgo femenino, en todos los niveles, es un problema sistémico. Esto quiere decir que cualquier persona que tiene poder dentro de una organización tiene la responsabilidad de jugar un rol en esta transformación.

Liderar, al igual que otras habilidades, es algo que puede aprenderse y motivarse. Democratizar el acceso al conocimiento y herramientas puede ser un punto clave para garantizar que las mujeres cuenten con los recursos necesarios. El liderazgo no significa solo llegar a altos puestos gerenciales, y puede que no sea el objetivo de muchas mujeres. Pero las habilidades de liderazgo pueden ser útiles y generar cambios en todos los niveles.

Una herramienta accesible para todas


Parte clave de nuestra Visión 2025 en el Grupo BID es garantizar la equidad de oportunidades económicas para hombres y mujeres de nuestra región. Sabemos que, si las mujeres progresan, progresan las empresas y avanza la región. Sin equidad de género, una recuperación económica de Latinoamérica y el Caribe sería imposible.

Por eso, decidimos crear un curso que sirva como herramienta las empresas y organizaciones que quieran ser aliadas en la construcción del liderazgo femenino de nuestra región. Liderazgo femenino: Potencia tus habilidades e impulsa el cambio es un curso online, abierto y gratuito, con una duración de 20 horas que puede hacerse al propio ritmo.

El curso ofrece conocimiento y herramientas para fortalecer diversas capacidades. Lo más interesante es que es útil para todo el mundo, no solo para quienes aspiran a tener un puesto gerencial. Estas incluyen:

  • Desarrollar un plan de desarrollo personal

  • Descubrir un estilo de liderazgo y cómo ajustarlo

  • Herramientas prácticas desarrollar la inteligencia emocional y habilidades comunicacionales

  • Fortalecer la asertividad, seguridad y marca personal


Súmense al cambio

Desde el BID y BID Invest, invitamos a mujeres de toda la región a tomar la oportunidad de sumarse a este curso, y cambiar el curso de sus carreras. También, a que quienes forman parte de empresas y organizaciones hagan uso de esta potente herramienta para promover el liderazgo dentro de sus propios equipos.


La equidad en el liderazgo del futuro está en nuestras manos. ¡Demos el paso para potenciarla!


Inscripciones en este enlace.




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo